Un rebaño de 2.200 ovejas merinas llega a Segovia desde Extremadura por la Cañada Real