La ministra de Vivienda pide a los bancos que "miren con cariño" a las familias