El ministro de Trabajo va a Londres y La Haya para conocer sus políticas de empleo