Las ventas minoristas bajaron un 1 por ciento en la Eurozona y un 0,8 por ciento en la UE en marzo