La morosidad del crédito recupera los niveles de septiembre de 1995 y sube al 6,19 por ciento