La morosidad hipotecaria cayó en junio al 2,568 por ciento por tercer trimestre seguido