Se multiplica por 15 el número de trabajadores afectados por un ERE en un año