La Comunidad de Madrid no quiere negociar con los taxistas después de 8 días de huelga