El New York Times desata la polémica al recomendar a los turistas Valencia por delante de Barcelona