La nuclear Areva pierde 4.834 millones en 2014 y anuncia un agresivo plan de ajuste