El nuevo año trae precios más altos y más recortes sociales