La oleada de fusiones impulsa al Dow Jones al nivel más alto desde junio de 2008