Los países de la eurozona no desbloquearán la ayuda urgente