La tasa de paro española podría llegar al 23,6% en 2012, según el IEE