El Gobierno se plantea cobrar a todos los vehículos que circulen por las autovías