La penalización de la deuda lusa a 10 años crece tras del programa de rescate