A pesar del recorte de S&P