El petróleo de Texas pierde la cota de los 100 dólares por barril