El petróleo cerró 2010 al alza y por encima de los 90 dólares el barril