El Gobierno tendrá que recortar 11.000 millones de euros si no saca adelante el Plan de Estabilidad