La plantilla de Clesa en Caldas finaliza en Santiago una marcha reivindicativa