La posible quiebra de Dubai tiñe de rojo las bolsas de los Emiratos Árabes