El precio de la vivienda bajó un 3,2 por ciento en 2010, según la Sociedad de Tasación