La luz alcanza hoy su precio más alto en cuatro años: 100 euros el megavatio