Los precios subieron en noviembre un 1,8 por ciento en los países de la OCDE