El signo negativo predomina en Latinoamérica ante la disparidad en Wall Street