La prensa internacional, crítica con Rajoy