Se aceleran los preparativos de la suspensión de pagos de General Motors y Chrysler