La presidencia del G20 apuesta por la acción colectiva contra la corrupción