El nuevo presidente del Bundesbank también luchará por estabilidad de precios