El nuevo presidente de la Cámara pretende sacar a los empresarios del pesimismo