El presidente de Pescanova vende un 5,1% de la empresa a una firma luxemburguesa por 29,7 millones