El presidente de Seat recuerda que Volkswagen exige a la empresa dos años de congelación salarial