La presión sobre la deuda española se dispara ante la 'huída' de los inversores hacia el refugio del 'bund'