La producción industrial cayó el 22% en febrero, la mayor caída desde 1993