La producción y los nuevos pedidos manufactureros crecen en la zona del euro