La producción de papel en España se mantuvo en 2012 mientras que en la UE cayó un 1,8%