Javier, panadero, se resiste a subir precios, pero la luz puede disparar los productos basicos