El PSC se ofrece al Gobierno catalán para pactar la ley electoral y buena parte de la ómnibus