La deuda pública española supondrá el 82 por ciento del PIB en 2015, según un informe