Los estibadores paralizan los puertos en la segunda jornada de huelga