Las rebajas no cumplen las expectativas de venta en la primera semana