El gobierno anuncia que pisa el acelerador de las reformas