La reforma anunciada por el G-20 lleva al alza a las plazas latinoamericanas