El rescate a la banca, "la solución menos mala"