Las reservas exteriores chinas no deberían superar 1,3 billones de dólares