El riesgo país de España supera los 230 puntos básicos