La subasta del Tesoro relaja a los mercados