La prima de riesgo española se sitúa por debajo de 330 puntos a la espera del BCE