La brecha salarial en España entre hombres y mujeres creció tres puntos en cinco años, hasta el 19,3%